Era director de una escuela, admitió abusar de tres menores y recibió una insólita condena,si esto no es Garantismo que es?

Un director de una escuela en San Juan recibió una insólita condena luego de admitir que abusó de tres menores. En esta ocasión Mario Guzmán obtuvo una pena de seis años y dos meses de prisión luego de asumir los cargos en su contra.

La causa se inició en agosto del año pasado cuando fue sorprendido en el asiento trasero de un auto mientras abusaba de su sobrina de nueve años. 

De esta manera se dio comienzo a una investigación que meses después derivó en otras dos denuncias más. En esta ocasión fueron dos alumnas de 10 y 12 años que manifestaron haber sido abusadas por el exdirector dentro de la institución ubicada en el departamento de Valle Fértil. 

Con el cierre de la investigación se dio comienzo al juicio oral al que se le dio curso de abreviado ya que Guzmán admitió los abusos contras las menores y ante ello logró reducir su pena.

El delito por el que estaba acusado “abuso sexual simple reiterados, abuso sexual simple agravado por ser cometido por el encargado de la educación y guardia de la víctima y pedofilia» ya que tenía pornografía infantil. Si la Justicia lo encontraba culpable podía recibir una condena de hasta 30 años de prisión.

Sin embargo eso no pasó. Tanto la defensa del acusado como la fiscalía llegaron a un acuerdo por lo que el juez de Garantías Federico Rodríguez homologó el trato y dictó la sentencia a 6 años y 2 meses de cárcel.

El primer caso fue descubierto por un patrullero que circulaba por el barrio y observó un auto con personas dentro y movimientos extraños.

Cuando los efectivos se acercaron hasta el vehículo e iluminaron el interior con la linterna. Allí encontraron a Guzmán con una menor en el asiento trasero.

Los agentes le consultaron a la nena de 9 años si estaba en buen estado de salud y fue en ese momento donde rompió en llanto y denunció a su tío.

Durante su relato contó que los abusos habían comenzado hace casi un año y algunos de los ataques ocurrieron dentro del domicilio de la menor.

Los otros dos casos se dieron a conocer meses después cuando trascendió el caso.