Advierten una alta inflación para la Argentina en 2024 pero que mejoraría en la segunda mitad del año

Un informe que refleja un consenso entre más de 50 bancos y empresas económicas que pronostican una alta inflación para 2024, aunque con potencial mejora para la segunda mitad de año.

El gobierno de Javier Milei, al finalizar el año 2023, propuso un esquema económico basado en un decreto de desregulación, anuncios de recortes de gastos, incrementos de impuestos y una significativa devaluación del peso. Además, presentó la Ley ómnibus con derogaciones y reformas de leyes vigentes que inciden en la economía, asumiendo la presidencia con una política agresiva.

Ante este contexto, más de 50 consultoras y bancos, tanto locales como internacionales, han establecido sus pronósticos para el año 2024 en cuanto a la inflación, las tasas de cambio y el Producto Interno Bruto (PIB), presentados mediante un el informe de LatinFocus.

El enfoque de la economía argentina actual está puesto en un fuerte descenso del Producto Interno Bruto (PIB) que consiste básicamente en dejar de gastar más de lo que ingresa. Esto se debe a factores económicos a modificar como la hiperinflación, el colapso del peso y las elevadas tasas de interés.

Según el pronóstico, el ajuste fiscal se concentró, entre otros elementos, en la devaluación del peso en un 54%, fijando el tipo de cambio oficial en $800, lo cual posibilitó la reducción de gastos.

Asimismo, señala que un giro hacia políticas más propicias para el mercado podría generar un aumento en estos indicadores a medio plazo, si bien la implementación de las reformas propuestas estarán directamente condicionada por el malestar social. 

La inflación, según previsiones, podría alcanzar un promedio del 280% para este año.

En relación con esta información, la opinión general de los especialistas que participan anticipan una contracción del 2% del PBI para el 2024. Este pronóstico refleja una disminución de 0,6 puntos porcentuales en comparación con la medición realizada hace un mes, aunque se espera un cambio bastante significativo para el escenario en 2025: se proyecta un crecimiento del 3% en 2025, siempre y cuando las reformas promovidas por el Gobierno resulten exitosas.

Otro dato relevante, luego de conocerse la inflación del mes de diciembre 2023 del 25,5%, es que la proyección está basada en estos indicadores. 

El informe sugiere que en 2024 el aumento en el costo de vida podría acelerarse aún más, en parte debido a la eliminación de controles de precios y la reducción de la brecha cambiaria.

Desde la empresa global especialista en macroeconomía, FocusEconomics «Los expertos de anticipan un incremento del 280,1% en promedio en los precios al consumo para el año 2024, reflejando un aumento del 57,7 %, en comparación con la proyección realizada en el mes pasado. También, se estima un aumento del 84,5% en promedio para 2025”.

La inflación interanual prevista para 2024 se sitúa en un 222,1%.

Cabe destacar, que los participantes en la encuesta de Latinfocus, opinan que las reformas deben establecer las condiciones para la recuperación económica a partir de la segunda mitad del año. 

Este impulso se respaldará especialmente en el sector agrícola, el cual se espera que tenga un rendimiento notable, especialmente después de la severa sequía que afectó en 2023 que afectó las exportaciones de ese ámbito.

En contraposición, el 2025 parece mostrar una perspectiva ligeramente más optimista: «Se espera que la inflación disminuya considerablemente el próximo año debido a la reducción del déficit público«, vaticina el informe.